7 Personas que tienes que alejar de tu vida por bienestar

Apartarnos de las personas que representan más aspectos negativos que positivos en nuestra vida es sumamente complicado porque no se identifica quiénes son de forma inmediata. ¿Has sentido que algo no anda bien de vez en cuando pero resulta que no se trata de ti sino de tu compañía? No estás loco y es muy probable que el del problema no seas tú, aunque si no abres los ojos a tiempo puede que sí te conviertas en uno.

1. Infelices

No tardarás mucho en sentir que cada que pasas tiempo con esa persona, tu corazón se fractura un poco; es tanto el daño que se hace lamentando su existencia y victimizándose por cada situación que le ocurre o que no, que ha vuelto su relación tan gris como la nube que lleva siempre sobre la cabeza. Por más que lo intentes no podrás llenar su vida de colores si no lo desea, es mejor que entiendas que cada uno es responsable de su propia felicidad.

2. Manipuladores

También están los controladores que no paran hasta que consiguen moldear a los demás a su antojo, y para eso emplean métodos tan malintencionados como discretos… ¡Por eso es que algunas veces ni lo notas! No dudes que esa persona que siempre intenta convencerte de tomar una decisión, utilizarte para lograr su cometido o hacer que te comportes según lo que le conviene no es buena para ti; lo mejor es cortar los hilos y no ser la marioneta de nadie.

3. Melodramáticos

No hace falta explicarlo, las personas que ridiculizan la tragedia solo aportan una carga innecesaria a tu vida. Hay situaciones duras con las que hay que lidiar y probablemente las cosas nunca sucederán de la manera en que esperas pero es importante relajarse y bajarle dos rayitas a la intensidad con que se interpretan los problemas; recuerda que todos tenemos uno y esa persona no tiene que protagonizarlo todo con su llanto. ¡Solo quiere llamar la atención!

4. Pesimistas

Es cierto que el mundo allá afuera es duro y que la suerte no siempre va a correr a tu favor, pero no es necesario que exista una persona a tu lado diciéndote todo el tiempo que las cosas saldrán mal… ¡Suficiente tienes con tus problemas de ansiedad! Ese tipo de sujetos no logran más que estresarte, incomodar tu espacio y preparar tu sentido de alerta para lo peor.

5. Inconformes

Abandona a todas aquellas personas que intenten cambiarte… ¡Corres peligro! Muchas veces aquellos que dicen amarte o ser tus amigos, no te aceptan del todo y poco a poco comienzan a meterte ideas para volverte como a ellos les gustaría que seas; aunque los cambios siempre representan algo bueno, deben ser una decisión tomada por ti mismo y no por otros. Casi siempre solo denotan la inconformidad que sienten ellos ante la existencia y sin importar lo que hagas: jamás les vas a dar gusto.

6. Rencorosos

Quien no pueda perdonar, no puede amar ni establecer lazos fuertes y saludables; todo el tiempo estará buscando algún defecto o error del pasado para reprochártelo en el presente, desconfiará de ti y buscará pretextos para comportarse con orgullo y egoísmo. Si tu relación no va encaminada a la armonía, la aceptación y el entendimiento de que todos somos humanos y podemos equivocarnos de vez en cuando… ¿Entonces para qué seguir ahí?

7. Dependientes

Celos enfermizos, restricción de salidas, obsesión por controlar tus horarios, falta de espacio personal y malentendidos que se convierten en berrinches… ¿Te suena? Si es así, lamentamos decirte que hay una persona que te absorbe demasiado porque le es imposible entender tu individualidad y aceptar que cada uno necesita pasar tiempo a solas. ¡Aléjate cuando sea posible!

You may also like...

Deja un comentario

¡No oculte sus sentimientos! 😉

Haga click “Me gusta”