De mi pasado aprendi…

Aprender
  • De mi pasado aprendí, a no bajar los brazos, a no tirar la toalla, antes que la lucha acabe.
  • Que hoy te caes, sufres, lloras gritas, pero te levantas más fuerte y más duro que antes.
  • Aprendí, que aún las circunstancias más adversa, puedo elegir.
  • Que soy yo el único artífice de mi destino, no existe ni la suerte ni las casualidades, solo el trabajo duro, y la fuerza de enfrentar a cada día, con lo que éste trae.
  • Aprendí, que aunque el miedo te paralice, aún así están tomando una decisión, Que es la de evitar a lo que le tememos.
  • Que nuestra vida, no es otra cosa, que la consecuencia, de las decisiones tomadas.
  • Y a lo mejor, no siempre tome la decisión correcta, pero la tome, ya que Dios me dio, libre albedrío para elegir, el no tiene la culpa de lo que me pasa.
  • Aprendí a revisar aquellas decisiones mal tomadas, y a entender, que era lo
  • mejor que podía hacer en ese momento.
  • Pero hoy, hoy puedo cambiar esa decisión.
  • Aprendí, que el timón de mi vida está en mis manos, y no de la suerte o del cielo.
  • Que Dios me ayuda y me cuida, pero la decisión de que camino tomare es mía.
  • Aprendí a no llorar, sobre lo que ya no puedo modificar.
  • A no enojarme y llenarme de energías negativas.
  • La vida es como un boomerang, todo lo que a ella le damos, nos regresa, si alguien nos lastimó, ya no me lleno de venganza y de odio.
  • Como dice el refrán: ¿Siéntate en el cordón de la vereda, tarde o temprano, verás pasar el cadáver de tu enemigo?.
  • Aprendí, que la verdadera justicia, viene de arriba, y que la justicia del hombre, es imperfecta, porque el hombre en si es imperfecto.
  • Hoy reviso, cada decisión que he tomado, y si la decisión que tome no fue la mejor para mi, pues vuelvo a elegir, pero aprendiendo de mis errores.
Autor: Lcda Gema Cedeño

You may also like...

Deja un comentario

¡No oculte sus sentimientos! 😉

Haga click “Me gusta”