El enigma de la tumba de Nefertiti

¿Estamos ante uno de los mayores descubrimientos arqueológicos del siglo XXI? El egiptólogo británico Nicholas Reeves y el Ministro de Antigüedades egipcio, Mamduh al Damati, coindicen en afirmar que sí, que detrás de la tumba de Tuntankamon puede encontrarse la tumba de una reina, aunque no estén de acuerdo sobre la identidad de la misma.

 Busto de al reina Nefertiti
Algunas teorías apuntan a que podría ser una princesa procedente de MItani dada la forma ovalada de su cráneo, una deformación que se realizaba en la infancia de la persona y que era indicativo de alta clase social.

Según Reeves la reina enterrada junto a Tutankamon sería la famosa Nefertiti, madrastra del faraón; Al Damati en cambio se inclina por otras candidatas como Kiya, la madre de Tutankamón y segunda esposa de Akenatón o Meritatón, la primogénita de Nefertiti y Akenatón. Reeves ya está trabajando en Egipto y se ha dado comienzo a las labores de escaneado desde principios de Noviembre de 2015, esperándose que todas las dudas sobre el enigma de Nefertiti queden despejadas para finales este año o comienzos de 2016. ¿Habría encontrado Howard Carter sólo una parte de las maravillas de la emblemática y famosa tumba KV62?

En busca de Nefertiti

La legendaria reina Nefertiti es ya una reina enigmática por los grandes puntos oscuros que existen sobre su vida. De ella se sabe que fue la Gran Esposa Real de Akenatón, mujer de gran belleza y con un importante papel en la vida política, cultural y religiosa de su época. No está clara su procedencia, si fue una princesa nubia entregada al faraón o una princesa de Mitani, concretamente la princesa Taduhepa. Tampoco se sabe con exactitud la fecha de la boda, aunque se supone que se habría casado en el momento en el que Akenatón fue nombrado corregente de Amenhotep III, padre de Akenatón.

Akenaton y Nefertiti
Akenatón, Nefertiti y tres de sus hijas, período Amarna, XVIII Dinastía

Los egiptólogos tampoco se ponen de acuerdo en lo referente a su papel en la revolución monoteísta egipcia llevada a cabo por su esposo y en la que se piensa que Nefertiti fue una destacada protagonista de la misma al ser también elevada al cargo de gran esposa real y corregente por parte de su esposo. El final de sus días es igualmente misterioso desapareciendo por completo de escritos y grabados desde el año 1336 a C. Son muchas las hipótesis, desconociéndose también cuándo falleció y especulándose mucho sobre dónde se podría hallar su momia. ¿Podría ser esta la oportunidad de recuperar la historia y descubrir los enigmas de esta extraordinaria reina-faraón?

La hipótesis de Reeves

Han sido varias las ocasiones en las que se pensó haber encontrado la momia de Nefertiti sin que se llegase a una resolución definitiva. Ahora, el egiptólogo Nicholas Reeves está convencido de poder hallar a la bella Nefertiti en la sorprendente cámara oculta de la tumba de Tutankamón. En las imágenes digitalizadas por la empresa española Factum Arte, Reeves, procedente de la Universidad de Arizona, pudo observar la existencia de unas pequeñas hendiduras en los muros de la tumba de Tutankamón que relacionó con la posible existencia de una puerta sellada que llevase a una cámara oculta.

Máscara de Tutankamon
La tumba de Tutankamón sería así un añadido de la tumba de Nefertiti y quedarían muchas maravillas por descubrir.

Además, este experto señala como otro de los indicios la especial morfología de la tumba de Tutankamón, dotada de un pasillo en forma de L con un giro a la derecha, típico en las tumbas de las reinas. Asimismo, en una escena hallada tras el muro norte de la tumba Reeves cree haber identificado los retratos de Nefertiti y  Tutankamón.

El secreto de Los Doce monos

Según Reeves, existiría una cámara lateral oculta que se localizaría debajo de la pared oeste de la cámara funeraria de Tutankamón y otra zona de prolongación en el área del muro norte. La primera estaría camuflada bajo el mural conocido como De los doce monos y sería una cámara de almacenamiento, mientras la segunda prologación sería la que conduciría a la cámara funeraria. Así, la tumba de Tutankamón seria un añadido a la tumba de la legendaria Nefertiti.

Doce monos
Tras el conocido mural de los Doce monos se encontraría un de las cámaras ocultas

La visita de la tumba le ha reafirmado aún más en su teoría y sólo espera que la termografía por infrarrojos le confirme estar ante la tumba de la misteriosa Nefertiti. Una tecnología que también se empleará en cuatro pirámides de las necrópolis de Dashur y Giza a fin encontrar más información y nuevas perspectivas sobre su construcción.

 

You may also like...

Deja un comentario

¡No oculte sus sentimientos! 😉

Haga click “Me gusta”