Harold Bride, el telegrafista superviviente del Titanic

Las historias entorno a la tragedia del Titanic son sobrecogedoras. En Supercurioso os hemos hablado de la historia de amor real del Titanic  o del Chef del Titanic que se cree que sobrevivió a base de whisky. Ahora es el turno de Harold Bride, el telegrafista superviviente del Titanic.

Harold Bride, el telegrafista superviviente del Titanic

Harold Bride nació en Londres el 11 de enero de 1890. Su sueño era ser telegrafista. A pesar de ser el pequeño de cinco hermanos, trabajó en el negocio familiar para poder pagarse sus estudios de telegrafista y hacer sus prácticas en la Marconi Company. En 1912 fue contratado por la  White Star Line para trabajar en su nuevo transatlántico; el Titanic. Su puesto era el de segundo telegrafista a las órdenes de Jack Phillips y ambos recibieron un curso especial en Belfast antes de embarcar.

Harold Bride, el telegrafista superviviente del Titanic

Desde que zarparon de Southampton su trabajo consistió básicamente en mandar telegramas de los pasajeros y recibir algunas alertas de icebergs. El tercer día de navegación la estación de telegrafía sufrió una avería y tardaron 7 horas en repararla. En ese momento, el capitán dio la orden de que los telegramas de los adinerados pasajeros tenían prioridad sobre cualquier otro mensaje. Se piensa que quizá eso demoró la recepción y entrega de los avisos sobre icebergs. La noche del 14 de abril Bride estaba durmiendo cuando se produjo el choque. Fue despertado y acudió a la sala de telegrafía para ayudar a Phillips. El capitán les pidió que estuvieran alerta por si tenían que pedir auxilio, como así fue. Phillips emitía los mensajes de socorro con un código antiguo el “CQD “y Harold le pidió que también los enviara con el nuevo “SOS”. No pararon de enviar mensajes y uno de los que respondió finalmente fue el Carpathia, aunque no llegó a tiempo como ya sabemos. Finalmente el capitán les pidió que abandonaran el barco. Harold tuvo que luchar con otro tripulante que pretendía quitarle el chaleco salvavidas a Phillips. Ambos se dirigieron a uno de los últimos botes. Éste cayó del revés y el joven tuvo que ser rescatado del agua por otro bote.

Harold Bride, el telegrafista superviviente del Titanic

Harld pasó una odisea en ese barquito salvavidas ya que había tanta gente que se amontonaban unos encima de otros. Se fracturó un pié y se le congeló el otro por lo que al ser rescatados por el Carpathia tuvo que ser izado. En el barco se enteró de que su compañero Phillips no había sobrevivido. A pesar del mal estado en que se encontraba, se puso al servicio del telegrafista del Carpathia para transmitir los nombres de los supervivientes y sus mensajes. Se dice que no abandonó su puesto hasta que, al llegar a Nueva York, el propio Marconi fue a buscarlo a la sala de telegrafía del barco.

Harold Bride, como telegrafista superviviente del Titanic, fue uno de los testigos principales en las investigaciones sobre el desastre. La prensa intentó cuestionar su actuación resentida porque no había atendido sus preguntas mientras estaba en el Carpathia. Harold dijo que su prioridad siempre habían sido los supervivientes y no la prensa. Finalmente fue considerado uno de los héroes del Titanic. Sólo durante la Primera Guerra Mundial volvió a embarcarse para trabajar como telegrafista. Cuando acabó la guerra se retiró con su esposa e hijos a Escocia donde trabajó como vendedor, aunque mantuvo una emisora de radio-aficionado en su hogar hasta su muerte en 1956.

Si te ha interesado esta historia, quizá quieras saber más sobre las otras víctimas del Titánic: los perros.

Imagen: W.Rebel

The post Harold Bride, el telegrafista superviviente del Titanic appeared first on Supercurioso.

You may also like...

Deja un comentario

¡No oculte sus sentimientos! 😉

Haga click “Me gusta”